¡Ayúdame, tecnología! Así habría cambiado el destino de los protagonistas de estas famosas películas

como habria cambiado portada

En el mundo del cine hay historias que enganchan por contar con una buena trama, un guión de lo más acertado o simplemente un personaje protagonista al que irremediablemente le tomamos cariño. Incluso cuando la historia de la que forman parte no tiene un final feliz o se han visto obligados a pasar por un camino tortuoso para llegar al comieron perdices.

Pero, ¿qué les hubiera sucedido si hubieran contando con la ayuda de la tecnología?¿Habría cambiado su destino? ¿Les habría resuelto la vida alguno de los muchos gadgets de hoy? Así nos lo hemos imaginado en estos cuatro famosos largometrajes – ojo, hay spoilers-.

Índice

Cómo habría cambiado… Psicosis

tecnología y cine psicosis

En una de las obras más afamadas de Alfred Hitchcok Marion Crane, la protagonista de Psicosis, huye despavorida tras haberle robado a su jefe 40.000 dólares. Tras dos intensas noches pensando la pobre que la policía ya iba detrás de ella se aloja en el Motel Bates, un antro regentado por Norman Bates, un tipo sospechosamente amable.

Esa noche, sin embargo, Marion muere acuchillada en la conocida escena de la ducha. Un destino que seguramente hubiera cambiado si en aquella época la joven hubiera contado con un smartphone, conexión a internet y la costumbre de revisar cada opinión en TripAdvisor. Y quién sabe, a lo mejor hasta Bates también se hubiera atrevido a responder a los malignos comentarios como ya hacía la conocida Myla-reservas.

Cómo habría cambiado… Titanic

tecnología y cine titanic

Bien es sabido que la historia de una de las películas más taquilleras del cine se basó en la propia tragedia acontecida en la madrugada del 15 de abril de 1912 cuando 2.224 personas viajaban en el transatlántico rumbo a Nueva York. Una catástrofe que ha sido objeto de varias investigaciones científicas, las cuales han llevado a la terrible conclusión de que El Titanic no era tan bueno como se anunciaba.

De acuerdo con los científicos Tim Foecke y Jennifer Hooper McCarty, los remaches del casco del Titanic resultaban desiguales, de distinta composición y fabricados con materiales de baja calidad, además de haber sido colocados manualmente. Todo ello habría dejado la puerta abierta a que el agua penetrara en el interior del buque, llevando a su hundimiento.

En cualquier caso, El Titanic chocó con un iceberg, así que el barco acabaría siendo dañado. Ningún material se libra de un golpe como aquel. ¿O sí? Precisamente la ciencia de hoy está estudiando la fórmula para dar con un material que resulte imposible de quebrar, y curiosamente se han inspirado en la cornamenta de los ciervos y los renos.

En concreto, han descubierto que la forma en la que se ordenan las microfibras que la componen abre el camino a crear materiales del futuro capaces de resistir cualquier tipo de golpe.

Cómo habría cambiado… Whiplash

tecnología y cine whiplash

En la película del director Damien Chazelle el protagonista, Andrew Neiman, un baterista de jazz de un conservatorio elitista, las pasa canutas cuando consigue convertirse en el batería del grupo de Terence Fletcher, profesor de música que emplea un método de lo más peculiar. Hasta Harry Potter se lo pasaba mejor dando clase de Pociones con Snape.

via GIPHY

Los gritos y las humillaciones que el señor Fletcher regalaba al pobre de Neiman hubieran sido distintas si en lugar de encontrarse con un joven apasionado por la música estuviera a la batería un robot. Porque sí. No sería la primera vez que un humanoide se pone al frente de un instrumento musical, y menos aún, tocando jazz.

Sirva de ejemplo el interés que tuvo DARPA, la agencia científica militar estadounidense, en 2015, cuando puso en marcha su proyecto MUSICA (procedente de Musical Improvising Collaborative Agent), que estudiaba cómo enseñar a una inteligencia artificial a unirse a un grupo de jazz humano y marcarse un solo. Aunque seguramente tanta perfección hubiera crispado los nervios del profesor.

Cómo habría cambiado… El señor de los anillos

tecnologia y cine el señor de los anillos

Si por algo se caracteriza El señor de los anillos, además de por el anillo de poder, es por la cantidad de horas y horas que caminan sus protagonistas alrededor de la Tierra Media. Teniendo como destino Rivendel, Frodo y compañía acaban metidos en el Bosque Viejo, terminan pernoctando en Bree, paran a descansar en la Cima de los Vientos y llegan al fin a Rivendel. ¿Acaso en la Tierra Media no existían los atajos?

Seguramente. Con lo que no contaban los hobbits era con Google Maps y la opción de elegir el camino más rápido. Aunque es posible que los pobres se hubieran perdido igualmente y hubieran acabado encontrándose a Gollum en su camino a Mordor.

Porque no sería la primera vez que Google Maps se la arma gorda a algún usuario. El caso más grave le ocurrió a Amber, una joven estadounidense que se perdió en el Gran Cañón del Colorado después de que el GPS del gigante tecnológico le llevara por caminos desiertos en busca de una gasolinera que la joven jamás llegó a encontrar.

Posts relacionados

Ingeniería inversa con piezas de LEGO: en busca del mecanismo secreto del Apollo 11

ingenieria inversa lego portada
La ingeniería inversa, la técnica empleada por numerosos gigantes tecnológicos para detectar si un dispositivo o un programa informático de la competencia infringe patentes de los productos propios y acudir así a una intensa batalla judicial, se ha convertido en […]

El futuro del disco duro: almacenar información en un único átomo

Guardar y guardar y guardar. Ya sea en el ordenador, en una tableta o en nuestro teléfono móvil, ya sean documentos del trabajo, las fotografías de nuestro fin de semana en la playa o la increíble biblioteca musical que nos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *