Robots musicales para dar la nota

Dash, un robot para programarlo y que toca música

Sube el volumen que te traemos los robots musicales con los que animar cualquier fiesta, ponerle ritmo al día e incluso con los que aprender a programar a golpe de batuta.

Robots musicales

Partybot

Partybot bailando en cuanto escucha música.

¡Que no pare la fiesta! Si creías que lo sabías todo de los robots musicales, este te va a sorprender. Partybot es un gamberro amigo robótico que baila, canta, te cuenta chistes, se ríe… es el alma de la fiesta.

Empecemos por el principio: ¿cómo se controla? Partybot tiene diferentes sensores repartidos por su cuerpo para que interactúes con él, una app a través de la que hablar con él, hacerle cumplidos o invitarle a bailar. Además incluye un sistema por el que se puede manejar a través del mando de la tele donde cada botón corresponde a un comando ejecutable.

Lo que más nos gusta de estos robots musicales es que bailan en cuanto escuchan música. Si pones a un Partybot al lado de un altavoz moverá su cuerpo y sus manos al ritmo que marque la música. Y como no entiende de reglas en cuanto a divertirse, incluye un Head Spiner para colocarlo boca abajo y que gire como un auténtico B-Boy poseído por el ritmo.

Dash & Dot

Dash con la app Xylo

Dash & Dot son dos simpáticos robots con los que los peques aprenden programación. Desde seguir rutas, realizar trabajos sencillos o secuencias, estos robots ejecutan cualquier acción a través de un sencillo lenguaje visual basado en bloques. Pero aquí no acaban sus posibilidades puesto que pueden interactuar gracias a todos los accesorios que incluyen, como un xilófono.

La app Xylo está diseñada para que los peques programen secuencias musicales, canciones reales o inventadas por ellos mismos, así como bailes que después el robot Dash ejecutará. Es un ejemplo de que los robots musicales pueden ser tan educativos como el resto puesto que aúnan las diversión de la música con el interés por crear nuevas piezas musicales. Y todo a través del divertido Dash.

Digibird

digibirds-17

Si buscamos robots musicales para niños una de las mejores opciones son los cantarines digibird. Estos pajaritos tienen un anillo en el que se posan y los puedes llevar a todos lados sobre tu mano. Sopla el anillo y cambia la canción que está cantando en ese momento, tiene más de 30 canciones en su amplio repertorio.

Además de mover su piquito y cantar, mueven la cabeza al ritmo de la música. Si juntas varios de estos robots musicales con forma de pájaro cantan a coro, uniendo sus voces y movimientos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *