Robótica para niños de primaria: cómo perder el miedo a enseñar con robots

El campo de la robótica para niños de primaria resulta una novedad para muchos centros educativos. Y en multitud de ocasiones lo reciente implica desconocimiento. Porque el hecho de equipar un aula con kits de robótica a veces no basta para poder explicar y aprender sobre programación. Hay que entender para qué se utilizan los robots en clase y qué conocimientos adquiere un niño o una niña cuando se divierte con alguno.

Con el fin de comprender realmente en qué consiste la robótica educativa y de qué manera se está introduciendo en colegios e institutos, hemos hablado con Manuel Vaamonde, responsable del área de robótica educativa de ROBOTRÓNICA, la división de robótica profesional de JUGUETRÓNICA.

JUGUETRÓNICA: ¿Qué atractivo tiene introducir la robótica educativa en primaria?

Manuel Vaamonde: Introducir la robótica ya no sólo en primaria sino cuanto antes mejor repercute de forma muy positiva en el desarrollo de una serie de habilidades muy útiles para cualquier persona [y en este caso] estudiante. En primaria, como estamos empezando a descubrir un montón de áreas de conocimiento mediante pequeñas píldoras de conocimiento, valga la redundancia, la robótica se desmitifica y pasa a ser algo completamente cotidiano, por lo que la pueden incorporar como una herramienta adicional para resolver problemas de su mundo.

J: Y en concreto, ¿qué tipo de habilidades son las que se desarrollan? 

M.V: Sobre todo el pensamiento computacional y las soluciones creativas, esto es, a través de una herramienta adicional, cómo dar una solución distinta a problemas bastante comunes. También la lógica matemática y el razonamiento espacial. Al final es un canal nuevo para resolver problemas.

J: ¿Y de qué forma se está introduciendo la robótica en los coles? 

M.V: Ha habido un punto de inflexión muy importante con el cambio de los objetivos en el currículo, con lo cual ya no es que sea algo opcional, sino que pasa a tener un peso y una relevancia dentro de los programas [educativos]. Hay perfiles de centros que la introducen como una herramienta dentro de lo que es la transversalidad para distintas asignaturas, como matemáticas, plástica o física. O como fin en sí mismo. Cómo quiero potenciar el estudio de programación, de diseño de algún proyecto o de algún prototipo robótico dentro de la asignatura de tecnología.

J: Entonces sería o crear la clase de robótica o meter la robótica dentro de tecnología, ¿no?

M.V: Efectivamente. Bueno, como herramienta incorporas la robótica en todas las asignaturas. Tú buscas la aplicación como profesor que le puedas dar a tu asignatura en concreto, ya sea naturales, historia, lengua… Es un dispositivo muy útil sobre todo para potenciar la atención del alumno y que se fijen los conocimientos. Después, si quieres potenciar las capacidades de un perfil más técnico, es decir, ya entrando en ciencia y/o programación, al final es un dispositivo necesario porque es el soporte físico para todo el desarrollo de pensamiento que aplicamos en esta área.

Aprender para enseñar robótica para niños de primaria

robotica para ninos de primaria nina manejando

J: ¿Qué dudas suelen tener los profesores cuando se trata de enseñar con robots?

M.V: Son un mar de dudas. No es que tengan dudas sobre cómo introducirlo, sino que piensan: «Oh, Dios mío, me ha cogido completamente con la guardia baja y quiero ponerme al día porque le veo utilidad o porque me ha tocado por sorteo prácticamente dar la asignatura de tecnología y no tengo ni idea de cómo llevarlo a cabo». Lo mínimo que necesitan es una guía contra el pánico. Perder ese miedo y evitar ese rechazo que es por desconocimiento, no porque sea algo realmente complejo. Y una vez solucionado ese punto, el docente descubre que aplicarlo en cualquiera de sus competencias o en cualquiera de sus asignaturas es relativamente sencillo. Con un poquito de formación y sobre todo proactividad por parte de la comunidad educativa los resultados acaban siendo muy buenos.

J: Y en este sentido, ¿cómo ayuda ROBOTRÓNICA a que los profesores se adapten? 

M.V: Lo primero que se suele proponer – al margen de una formación y de aportarles información- son píldoras tecnológicas. [Es decir] Tomas de contacto. Tenemos una herramienta divulgativa muy potente que es el museo del robot [The Robot Museum], que es un paso muy sencillo y muy poco intrusivo en el día a día del cole para conocer qué me puede dar la robótica como centro educativo. Vienen a hacer una visita, conocen distintas facetas o distintos campos dentro de lo que sería el mundo de las competencias digitales y se quedan con una introducción a lo que sería ese mundo.

¿El siguiente paso? Ver cómo es la interacción en un aula. Hacer una prueba, ya no sólo verlo en una visita fuera del cole, sino «en mi día a día quiero verme en ese entorno y ver qué pasa». Si se ve a unos alumnos que son más revoltosos súper concentrados. Eso ha pasado. De hecho, incluso alumnos con necesidades especiales se quedan con unos conocimientos a priori más técnicos sin ningún tipo de dificultad.

Una vez que han perdido ese miedo, se introducen los materiales y se ejerce de acompañamiento. Asesoría, sesiones conjuntas, que nos desplacemos al centro y compartamos alguna hora en clase... Que seamos un poco esa red de seguridad y tranquilidad del profesor. Al final eso es lo más importante porque distribuidores de material hay muchos, pero gente que se moleste en entender que tú [como profesor o centro] tienes una preocupación o un déficit de conocimiento y que encima haya una vía de contacto fluida y útil, hace que parte de los centros acaben muy agradecidos.

J: Y en concreto en primaria, ¿qué robots se recomienda para cada etapa?

M.V: Los robots de Sphero, tanto la versión SPRK+ y la Mini, resulta robots comodín. Cumplen perfectamente tanto para iniciarte en el mundo de la robótica – estamos hablando prácticamente de alumnos y alumnas de infantil-, y de ahí ir pasando de forma progresiva distintos niveles de dificultad hasta alcanzar cotas universitarias. Se entra incluso directamente en programación en JavaScript.

Lo importante es no tener sólo un dispositivo por curso o ciclo, sino una herramienta versátil con un amplio recorrido. Eso al final es lo que le interesa al centro. No interesa tener 400 robots y que 10 sean para primero de primaria, otros 10 para segundo y así, sino un material que tenga una recurrencia. Que pueda servir para distintos niveles y que se adapte al perfil del alumno y al nivel de conocimientos que tiene.

J: Y con ese tipo de robots, ¿qué actividades se pueden hacer en clase? 

M.V: Pues un material curioso son los drones programables. Normalmente estamos programando en dos dimensiones, por así decirlo. Ve hacia delante, hacia atrás, izquierda, derecha, muévete a lo largo de un circuito, de un tapete, tienes que ir de un punto a otro… Cuando ya introduces otra variable adicional para moverte en el espacio, que sería dentro del drone, ya estamos hablando de un vuelo. Estimula la búsqueda de un montón de soluciones distintas para llegar de un punto a otro.

robotica para ninos de primaria programando

Hay un ejemplo de taller para entender esa programación y la importancia de saber manejarte de forma tridimensional, que consistiría en unos globos de helio con unas puntuaciones. Acoplas al drone una chincheta y mediante la programación que yo quiera proponer como solución al problema tengo que golpear tanto globos posibles en tantos pasos para sumar el mayor número de puntos posible. Sería un ejemplo en el que, por un lado, tienes que optimizar los movimientos como si fuese golf y, por el otro, estás hablando de distintas alturas, tienes que tener en cuenta factores externos, que si hay un ventilador puesto, que si hay aire acondicionado… Eso ya es programación teniendo en cuenta completamente el entorno, lo que es algo completamente práctico.

Posts relacionados

Día del Orgullo Friki 2018 o cómo celebrarlo al más puro estilo FrikiMAD

El próximo 25 mayo es el día del orgullo friki, una fecha que este 2018 coincide además con el estreno de Han Solo: Una historia de Star Wars. Pensando quizás en los amantes de la saga galáctica, este año el […]

¡Hola, Aye! Escribiendo cartas al robot del futuro

Si tuvieras la oportunidad de escribirle una carta a un robot del futuro, ¿qué le escribirías? Esto mismo se preguntaron los creadores de Hi Aye , una página web que ofrece a usuarios de todo el mundo dejar sus mensajes a […]

El robot Pepper visita el programa La Rosa de los Vientos de Onda Cero

visita Onda Cero portada
El robot Pepper ha conseguido este fin de semana formar parte de aquella lista de androides afortunados en ser entrevistados y dejar a los periodistas con la boca abierta. Al igual que hizo hace tiempo la robot humanoide Sophia, que […]

El Cristal y la Bruja, un libro de ciencia ficción para combatir el acoso escolar

El acoso escolar y qué hacer para combatirlo se alza como uno de los principales retos a los que hacer frente hoy en día en el ámbito educativo. Según los últimos datos de la UNESCO, 2 de cada 10 niños […]

1 comentario

  • Azucena del Aguila says:

    La Robótica educativa o no, es un reto permanente, difícil de eludir en nuestro tiempo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *