Grandes inventos de la Historia creados por niños

grandes-inventos-de-la-historia

“La imaginación es más importante que el conocimiento”. Cuánta razón llevaba Albert Einstein cuando pronunció tales palabras. Basta con ver los grandes inventos de la Historia que estos niños pensaron y crearon ellos mismos. 

Índice

Grandes inventos de la Historia: el camión de juguete

grandes-inventos-de-la-historia-camion-de-juguete

Corría el año 1963 cuando un jovencito de cinco años llamado Robert Patch pensó en lo maravilloso que sería tener un camión de juguete que se transformara en cualquier otro camión. Decidió ponerse manos a la obra y creó un prototipo con una caja de zapatos, varios tapones de rosca y un par de clavos.

Le gustó tanto su juguete que, aprovechando que su padre era abogado especializado en propiedad intelectual, se lanzó a patentarlo. Aunque su progenitor le tuvo que echar una mano porque el pequeño aún no sabía ni firmar.

Grandes inventos de la Historia: el polo

grandes-inventos-de-la-historia-polo

Un par de años más tenía Frank Epperson cuando dio con la fórmula para crear el primer polo del mundo. Sucedió lo que debía ocurrir cuando un niño se aburre. En una taza Epperson mezcló refresco en polvo y agua y, en lugar de bebérselo, decidió introducir un palo de madera.

Quizás a Epperson le llamara su madre para ir a cenar y se le olvidara en el porche la taza con el refresco y el palo. El caso es que se llevó una grata sorpresa al día siguiente cuando descubrió lo rico que estaba el refresco congelado. A pesar de que tal suceso ocurrió en 1905, Epperson no lo patentó hasta 1923, momento en que empezó a comercializarlo.

Grandes inventos de la Historia: el origen de la televisión

grandes-inventos-de-la-historia-origen-television

No todos los inventos caseros suponen una revolución. Los hay que abren la puerta a otros más innovadores. Así sucedió con la idea de Philo Farnsworth, el inventor del tubo de cámara de vídeo y padre de la televisión totalmente eléctrica.

Con tan solo 15 años Farnsworth presentó en su clase de ciencias un recopilatorio de bocetos y diagramas que describían el funcionamiento de dicho tubo. En un principio, tanto el profesor como el resto de alumnos no entendieron del todo bien el uso de su invento, aunque el primero le recomendo que continuara trabajando en ello.

Farnsworth siguió el consejo de su profesor y así, en 1926, cuando consiguió el dinero, logró patentarlo. Un invento casero que, por cierto, se le ocurrió montado en la cosechadora de su padre.

Grandes inventos de la Historia: la moto de nieve

grandes-inventos-de-la-historia-bombardier

En el municipio de Valcourt, en la provincia canadiense de Quebec, uno no termina nunca de acostumbrarse a los duros inviernos. Sobre todo, cuando la estación trae consigo caminar entre calles con varias capas de nieve.

Pero, como dice el refrán, a grandes males, grandes remedios. Si corres la suerte de contar con un antiguo Ford Modelo T, quizás puedas construir una moto de nieve e idear así un invento casero de lo más útil.

Esto mismo hizo a principios del siglo XX Joseph Armand Bombardier, un joven de 15 años que pidió prestado el antiguo vehículo para reutilizar el motor. De esta forma fabricó un prototipo en el que un trineo era conducido por un propulsor que se hallaba unido al motor del viejo Ford.

Posts relacionados

Inventos increíbles para no llegar tarde a clase

Estudios de la OCDE han revelado que existe una estrecha relación entre la puntualidad y un mejor rendimiento académico en el ámbito escolar. Para que estos informes no jueguen en vuestra contra os traemos algunos curiosos inventos para niños de […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *